Cuando quieras cambiar una moneda por otra, puedes llegar a tener que pagar comisiones adicionales al costo de red (o gas). Éstas se llaman comisiones de terceros.

Generalmente, al realizar intercambios o dar otros usos a los protocolos de finanzas descentralizadas (Defiant integra nativamente muchos protocolos de este tipo dentro de la aplicación), estos protocolos cobrarán alguna comisión en beneficio de las demás partes participantes. Por ejemplo, cuando se intenta realizar un intercambio por medio de un AMM (automated market maker, "creador de mercado automático"), existe una pequeña comisión destinada a quienes aportaron la liquidez que hace posible este cambio de activos. Enviar y recibir no conllevan comisiones de terceros.
¿Este artículo te resultó útil?
Cancelar
¡Gracias!